La Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Comunidad de Aragón elabora un informe en el que se recoge la posibilidad de establecer cláusulas sociales y medioambientales en los contratos públicos de la comunidad autónoma para desempatar entre ofertas que tengan la misma puntuación.