Sanz ha explicado que el nuevo contrato introducirá cláusulas para asegurar un mayor control de la gestión de los equipos, parámetros de evaluación del servicio más transparentes y equilibrados y cláusulas sociales y criterios de contratación pública sostenible.