La etiqueta “Óptima Castilla y León” se reinventa tras quince años distinguiendo a empresas comprometidas con la igualdad en el ámbito laboral, que ya tienen 71 firmas, y se reformulará vía decreto para que esa “etiqueta” tenga valor real a la hora de contratar con la Junta o acceder a subvenciones.