El 65 % de los contratos suscritos por el Ayuntamiento de Palma en los últimos trece meses incluyen cláusulas sociales, medioambientales o lingüísticas, según ha destacado este martes el alcalde, Antoni Noguera.