El Ayuntamiento de Madrid va a introducir cláusulas de comercio justo para sus concesiones y contratos con empresas. Así, las empresas que quieran optar a contratos públicos en el sector de la restauración tendrán que comprar al menos un producto a proveedores de comercio justo.