La Junta de gobierno ha acordado que, por primera vez, el Ayuntamiento incluya cláusulas sociales contra la discriminación por orientación sexual, expresión e identidad de género en los contratos del sector público.