El contrato vela porque se garanticen criterios de accesibilidad universal, igualdad de derechos laborales, favorecer la contratación de personas con discapacidad, que se garantice la igualdad entre mujeres y hombres, que no se use lenguaje sexista y que se favorezca la contratación de personas con dificultad de acceso al mercado laboral.
También se detallan toda una serie de criterios ambientales que se tienen que seguir a la hora de hacer el mantenimiento de los equipamientos de las playas.