Incluirá una cláusula social al respecto en todos los pliegos de condiciones y romperá la relación, sin posibilidad de indemnización, con las empresas que mantengan impagos con sus trabajadores durante dos meses consecutivos o más de dos de manera alterna.