El nuevo contrato permitirá la entrada de pequeñas y medianas empresas y dará puntos a aquellas compañías que atiendan a situaciones de pobreza energética y garanticen suministro de electricidad de origen renovable.