El Consell de Mallorca ha puesto en marcha su Oficina de Responsabilidad Social, que se encargará de incorporar criterios de responsabilidad social, ética, medioambiental y de proximidad en los procesos de contratación pública.