Desde REAS y la Economía Social y Solidaria creemos que las políticas de contratación con el Estado y sus instituciones deben ser coherentes con el resto de las políticas, especialmente con las que promueven el bienestar y la equidad social, la dignidad en el trabajo, el respeto a la negociación colectiva y a los convenios laborales, la sostenibilidad medioambiental y la cooperación y solidaridad con otros países, para hacer de la gestión algo más efectivo y eficiente.