La Junta de Extremadura trabajará, en función del calendario parlamentario, en la puesta en marcha de una nueva Ley de Contratación Pública para la incorporación de cláusulas sociales dentro de la normalidad jurídica.