Asimismo, de forma específica, se marca como medida la «contratación pública responsable», lo que conllevará un análisis de los pliegos y la propuesta de incorporación de «cláusulas ambientales y sociales, además de exigencias legales a nivel local».